Seleccionar página



Si estás aquí leyendo ahora mismo, es que has decidido practicar el método BLW con tu bebé a pesar de que algun@s familiares o conocidos te hayan puesto caras un tanto raras. Cuando yo dije en casa que me gustaría practicar el método, creo que no me entendieron muy bien, pero trozos…si se va a ahogar!!!  me preguntaban ¿Qué de malo tienen las papillas??

Creo que lo primero que hay que tener claro para practicar BLW,  es mucha seguridad de lo que queréis hacer, la seguridad de que creéis que es lo mejor para el bebé.  Cuando una mami está segura, da igual lo que le digan o expliquen, tu instinto siempre gana. 

Para mí es importante practicar Baby-led weaning porque quiero que Alma disfrute de comer con nosotros en la mesa,  y que comamos lo mismo. Me gusta respetarla y que decida cuánto necesita comer hoy, que pruebe los alimentos por separado, que sepa como huelen, los toque, los experimente y los disfrute. Me encanta que sea un momento feliz, no quería ni distraerla con la tele para que comiera, ni quería hacerle avioncitos para engañarla. Quiero que ella sea consciente de lo que es alimentarse y de lo que está comiendo, que huela y le guste cada cosa que se lleva a la boca. Pero claro, como todo en la vida, éste método tiene sus PROS y sus CONTRAS, de los que vamos a hablar ahora.

¿Cómo empezar con el método BLW?

La primera cosa que hay que hacer, es INFORMARSE , pero sobretodo que sean fuentes de información fiables. Yo lo primero que hice es hablar con su pediatra, Alma desde que nació a tomado pecho y aumenta de peso súper bien, está muy por encima de la media y su pediatra me dijo, que si ella reacciona bien a los alimentos, perfecto, así que podíamos empezar el método BLW con seis meses. Hay varios factores que hay que tener presentes para que el bebé esté preparado para empezar,y son los siguientes:

– El bebé ha de ser capaz de sentarse solit@

– Tiene que haber perdido el reflejo de extrusión

– Es capaz de agarrar cositas con las manos  y llevarlas a la boca

– El bebé tiene interés por los alimentos

Una vez que el bebé tiene superados éstos 4 factores, lo mas importante es que nosotr@s aprendamos a realizar la MANIOBRA DE HEIMLICH. Y preguntaréis… pero, ¿qué es la maniobra de Heimlich?¡Pues es una buena pregunta! La maniobra de Heimlich es un procedimiento de primeros auxilios para desobstruir el conducto respiratorio. Ésto os puede asustar y pensar que el método BLW es peligroso, pero pensar que es algo que TENDRÍAMOS que hacer todos los papás, ¿porqué? pues porque el bebé se puede ahogar con cualquier cosa, incluso con una papilla. Por eso es algo importante de saber realizar, y el motivo no debe de ser por practicar BLW, el motivo es que tienes un bebé a tu cargo, que en cualquier momento puede atragantarse con cualquier cosa. 

Una vez tenemos superado el paso anterior, vamos a ver los CONTRAS, que para mi gusto tiene el método BLW.

LIMPIEZA : Tenemos que ser conscientes de que no nacemos enseñad@s, así que como todo…hay que aprender. Tengo que matizar en algo, no me gusta tener que limpiar todo después de las comidas, incluido hasta el último pelo de Alma, jajaja pero tengo que reconocer que me encanta verla comer y ver como disfruta coger y soltar la comida, aplastarla y llevársela a la boca, ver como con esas manos llenas de comida se toca el pelo, se lo llena de lo que lleve en la mano y ver su sonrisa al mirarme, es divertido y nutritivo a la vez, porque aparte de que está aprendiendo qué sabor tiene cada alimento, está experimentando una parte sensorial muy importante para su desarrollo. Así que, soy consiente de que luego me paso unos 10 minutos limpiando todo lo que ella ha ido dejando por el camino y listos! Tenemos que tener en cuenta que es bonito dejarlos aprender a su ritmo, que necesitan mancharse y experimentar para crecer, y que en un tiempo lo dejaran de hacer, porque ya habrán aprendido a usar poco a poco los cubiertos, así que ¿sabéis qué podemos hacer durante ésta época? disfrutar del momento, porque pasa taaan rápido, que cuando menos nos demos cuenta, le faltarán días para entrar al instituto como a mi David, que parece mentira lo rápido que ha pasado…  y en ésa etapa, de lo último que nos vamos a preocupar es de si tira la comida y nos mancha todo el salón. Creo que disfrutar de cada etapa es maravilloso.

MIEDO A LOS ATRAGANTAMIENTOS: Creo que es lo que más me ha costado, sobretodo los primeros días. Como todo, al principio tienen que aprender, tocar, experimentar las texturas, los sabores distintos, y en esas, las caritas que ponen son espectaculares, sobretodo cuando prueban un sabor nuevo. Pero cuando empezaba a tragar, y tosía, mi corazón….casi me estallaba. Para mí a sido difícil dejarla regular los atragantamientos, que no es lo mismo que ahogarse, el  ver que está aprendiendo a tragar cosas sólidas, le generaba una especie de tos con la que ella, entiendo que estaba aprendiendo a tragar. De hecho cada vez lo hace menos, y ya veo que cuando le gusta algo,  se lo traga que no veas…y ni tose! 

– DEJAR AL BEBÉ CON ALGUIEN:  Es por éste motivo que yo estoy acostumbrando a Alma también a algún que otro puré, entiendo y respeto perfectamente que la persona con la que yo decido dejar a Alma, no se sienta segur@ de ofrecerle trocitos tan pequeña, si yo, que soy su madre, más de una vez me he asustado, aún y sintiéndome súper segura del método, no le puedo dar una responsabilidad a alguien tan grande, porque para mí la primera premisa es sentirnos segur@s al 100% con el método. Así que si tenéis que dejar el bebé con alguien, y esa persona no se siente segur@, mejor que el bebé en ese momento coma papilla, o por lo menos yo lo siento así, después entiendo que cada familia se puede adaptar y organizar como mejor se sientan.

– POSIBLE FALTA DE NUTRIENTES: Ésto fue lo primero que me dijeron en la consulta de la pediatra de Alma, que lo ven muy bien, pero que si pudiera, que combinara con algún puré para que la niña comiera y no le faltaran nutrientes. Puede ser que haya niños que no coman apenas y que empiecen a perder peso y a presentar la falta de algún elemento como la ferropenia. Con Alma está siendo muy fácil incorporar sabores y texturas nuevas, por el momento no hace ascos a nada y tiene un interés enorme por todos los alimentos.

PROS DEL MÉTODO BABY-LED WEANING

Permite que bebé y mamá y papá coman a la vez, evitando así que uno de ellos se encargue de dar de comer al bebé. Para mí, ésto es fantástico, ver como tú estás comiendo y tu bebé está comiendo a tu lado y disfrutar de ese momento es mágico, porque le estamos dando libertad a ser, desde que es muy peque, autonomía y eso es un beneficio muy importante para su desarrollo, creo que les transmitimos seguridad dejando que ell@s hagan.

Probar los sabores de cada alimento, sin necesidad de que estén triturados. Que sepa cómo sabe el tomate, lo toque, lo huela, note la textura en su boca y en sus manitas. Que disfrute de la comida, eso es básico. Si nos damos cuenta cuándo ofrecemos la alimentación en purés, es que va una cuchara detrás de otra, el bebé ¿sabe qué está comiendo? ¿es consciente de algo? si le estamos metiendo cucharadas a la boca y cuando ya no quieren más les hacemos el avioncito para que sigan abriendo la boca…en fin, yo lo respeto todo, porque al final tengo dos peques más, con los que no tenía ni idea de BLW y se hartaron de papillas y de avioncitos. Pero en éste momento siento que el Baby-led weaning es mucho más respetuoso para la crianza de mi pequeña.

Favorece su desarrollo psicomotor de una forma muy natural y con algo básico, como es comer. Al final están jugando, pero a la vez tienen toda una oportunidad de aprendizaje delante de ellos, practican en cada comida como llevarse los alimentos a la boca, aprender a hacer la pinza para coger trocitos y siguen experimentando las diferentes texturas que les ofrecen los alimentos.

– Para mí en casa, el método BLW está favoreciendo una mejor alimentación en general. Alma todavía es pequeña y no exige demasiado por el momento, menos cuando vamos a comer o cenar fuera de casa, ella quiere comer de lo que estás comiendo tú e incluso si no le das, alarga su mano y te quita lo que tengas en el plato. Los niños imitan, y claro, si decides merendar o desayunar donuts, y a ella le pones naranja, con 7 meses posiblemente no diga nada, pero cuando haya probado el azúcar y te vea desayunar donuts, ¿se va a comer la naranja? por eso es guay ver cómo los niños nos siguen enseñando a los adultos. Así que, para favorecer una buena alimentación, hay que predicar con el ejemplo.

Por el momento así es cómo me he sentido yo para optar por practicar con Alma el método BLW. ¿qué es lo que más os gusta a vosotr@s de BLW? ¿Lo practicáis?

Subscríbete para estar al día y recibe TOTALMENTE GRATIS el planificador para organizar tu batchcooking semanal

Gracias por subscribirte!