Seleccionar página

Este post es muy importante para mí, porque fue un momento que viví con muchísima emoción, había imaginado cientos de veces cómo sería el instante en el que mis niños vieran a su hermana, no sabía la reacción que tendrían ni cómo se sentirían ellos. Ya sé que son más o menos grandes y que son niños súper comprensivos, pero ahora pasan a ser los hermanos mayores, José dejaba de ser el pequeño de su mami (aunque no es así, porque él siempre lo va a seguir siendo) y David pasaba a ser el hermano mayor por excelencia, con lo que le gusta esto a él de organizar a todo el mundo…creo que le sienta bien.

Yo ya lo había preparado todo, les dejé todas sus cositas listas para cuando yo tuviera que salir pitando hacia el hospital, ya sabían ellos qué tenían que ponerse, con quién se quedarían, etc, etc.

Lo más importante para mí, era recordar ese instante en el que ellos tres se vieran por primera vez, y como con la emoción, se suelen pasar muchas cosas por alto, tenia clarísimo que quería tener ese momento para siempre conmigo, y que Alma también pueda verlo cuando crezca , así que le dije a mi hermana Paula, que quería que inmortalizara la llegada de los dos príncipes, ella es una super profesional de la fotografía, os dejo aquí su Instagram para que la podáis seguir @indiianafotografia

Y entonces… llegó el momento. Mi corazón iba a 3.000 por hora, mi hermana entró en la habitación, se colocó y mientras mi madre estaba fuera con ellos dos, ya no podían aguantar más la espera…querían entrar a ver a su hermana!!!

Me hubiese gustado estar un poco más presentable, pero no me dio tiempo ni de cambiarme la bata del hospital, llegaron súper pronto! jajaja y mira que les gusta dormir eh, pero como al final no tuvimos que salir corriendo porque fue todo el parto programadito, pues ellos ya sabían que cuando asomara el sol por la ventana, lo más probable, era que su hermana ya estuviera en éste mundo.

Así que con todas las emociones a flor de piel, os dejo el resultado de ese instante…

Espero que os emocione igual que lo hago yo cada vez que miro las fotos…es que mira que los quiero eh! y como no…Paula las fotos son una pasada, millones de gracias!

Para las que no me conocéis, David es el mayor, él es especialmente emocional y la persona que me ha hecho evolucionar a pasos agigantados en éstos últimos años. Le cuesta expresar lo que siente, aunque yo con la mirada lo capto al momento. Nunca sabré cómo agradecerle todo lo que él me aporta y me da, sé que él no se lo piensa, porque a veces los hijos tenemos conceptos erróneos en cuanto a nuestros padres, o esperamos algo que no recibimos, pero saliendo del auto análisis, me encanta ver la cara de complicidad de David mirándome, esta foto la llevaré siempre en mi corazón. Con esto es a lo que me refería antes, si no hubiera inmortalizado este preciso momento, no me hubiera dado cuenta de ese gesto suyo, y es algo que me llevaré en el alma por siempre.

Y José es el hermano mediano, según dice él. Creo que esta posición no le acaba de gustar mucho y yo lo he convencido para que sepa que eso de mediano no es del todo verdad, él también es el hermano grande… a ver qué pasa aquí! Es por eso que cuando pide coger a su hermana, allá voy yo que se la dejo para que no se sienta más pequeño que David. Es tan sumamente dulce que podrías estar horas hablando con él y tendrías tema de conversación. Me emociona ver con qué cariño cogió a su hermana, con cuidado y dulzura la acurrucó.

Aiiiis si es que me muero de amor! Sólo le doy gracias a la vida, por estos tres tesoros que me ha ofrecido, para que los haga personitas llenas de energía y de coraje para afrontar sus propias vidas. GRACIAS!

Subscríbete para estar al día y recibe TOTALMENTE GRATIS el planificador para organizar tu batchcooking semanal

Gracias por subscribirte!